El condón femenino

14 Feb 2012 por

| Otros
condón femenino

Los condones o preservativos femeninos son un método anticonceptivo de barrera, que usados adecuadamente ayudan prevenir el embarazo impidiendo que los espermatozoides alcancen el óvulo.

Los condones femeninos están hechos de poliuretano. Usados correctamente durante el coito, ayudan a prevenir el embarazo y muchas enfermedades de transmisión sexual.

Es necesario utilizar el preservativo antes de cualquier contacto entre la vagina y el pene.

Para usar un condón femenino:

  • Retire el condón del paquete, evite romperlo.
  • Tire del anillo con el extremo cerrado del condón e insértelo en la vagina.
  • Asegúrese de que el extremo abierto cubra el área alrededor de la vagina.
  • El pene debe introducirse en el condón, no entre el condón y un lado de la vagina.
  • Remueva el condón inmediatamente después del coito, puede girar el anillo mas grande para prevenir la salida de semen.
  • Arroje el condón en una caneca, no en el inodoro.
  • Mantenga los condones en lugares frescos, no muy fríos o calientes, y lejos de superficies irregulares que puedan rasgarlos o dañarlos.

Si los condones femeninos son usados correctamente, tienen una efectividad del 95%. Esto significa que de cada 100 mujeres que utilizan el condón de forma apropiada como método anticonceptivo durante un año, 5 quedarán embarazadas.

Al prevenir el intercambio de fluidos corporales, los condones femeninos protegen contra muchas infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH.

Si un condón llega a fallar, puede utilizar un método anticonceptivo de emergencia, para ayudar a prevenir un embarazo. Este debe ser usado sólo en caso de emergencias, y no de forma habitual como método de planificación familiar.

Si ha estado en una situación de riesgo de embarazo, también lo está para contraer una infección de transmisión sexual, así que deberá consultar pronto a su médico.